Skip to content

Especialización inteligente: redescubriendo nuestros factores de competitividad

diciembre 19, 2012

 

Sin título

El 13 de diciembre asistí en Sevilla al seminario “Estrategias para la investigación y la innovación para una especialización más inteligente” organizado por La Comisión Europea (la Dirección General de Política regional y urbana y el Instituto de Prospectiva Tecnológica del Centro de Investigación Común) conjuntamente con el Ministerio de Economía y Competitividad (Secretaría de Estado de I+D+i).

En este encuentro tuvimos la oportunidad de escuchar las opiniones y diagnósticos de expertos internacionalmente reconocidos en este ámbito (“Mirror Group”) y que están prestando un apoyo puntual en la elaboración de las estrategias de investigación e innovación para la especialización inteligente de España y de distintas comunidades autónomas.

En este post me centraré en lo debatido en las dos mesas redondas, que versaron  sobre el papel de la RIS3 nacional en el fomento de las políticas nacionales y regionales en materia de investigación e innovación y los retos y dificultades a los que se enfrentan las RIS3 Regionales en España.

La idea de la “especialización inteligente” es sencilla:  las regiones deben encontrar los activos productivos y bases de conocimiento que les provean de una ventaja competitiva, pero también comparativa respecto a otras regiones, y que además les permita desarrollar nuevas actividades de futuro. Es decir, concentrar los recursos de la UE en dominios tecnológicos/sectores específicos en las que verdaderamente es posible destacar, en lugar de diluirlos en muchos campos. El concepto implica, pasar de documentos estratégicos sectoriales a estrategias con un enfoque “territorial” centradas en  prioridades, retos y necesidades  clave del país o región.

En este seminario la mayoría de los expertos coincidieron en que nos encontramos en un momento clave, que determinará en buena medida el cómo y el dónde se centraran los recursos económicos en I+D+i para los próximos años, ya que nunca antes, habían coincidido en el tiempo la planificación de programas a nivel europeo (política de cohesión 2104-2020 y Horizon 2020) a nivel nacional con la Estrategia Española para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación y a nivel regional con las estrategias de especialización inteligente RIS3.

Durante el encuentro se debatieron, interesantes ideas, centradas sobre qué  elementos claves deberían guiar los procesos de las estrategias de especialización inteligente para que estas sean estratégicas de calidad, y que realmente sean útiles a la hora de responder a los complejos retos de desarrollo a los que se enfrentan las regiones.

Desde mi experiencia, creo que lo realmente complicado en este tipo de diagnósticos participativos es que la propia administración cambie el “chip”, y que realmente de la voz a los agentes implicados en la estrategia. Son los propios responsable de la administración los que se tienen  que creer que este proceso de reflexión colectiva, servirá para contribuir a la transformación económica de sus territorios y a responder a los complejos retos de desarrollo. A nivel regional, es complicado alejarse del clásico  proceso de planificación “el papel lo aguanta todo”, en las que un equipo de asesores elaboraba un documento, en cual el  reparto de fondos para los distintos ejes, en muchas ocasiones se basaba más en las luchas de cuotas de poder de cada Dirección General, que en las necesidades reales de la región. Trataré de dejar atrás mi escepticismo, y mirar con positividad, al menos el enorme esfuerzo que están haciendo las distintas administraciones para mejorar sus procesos de planificación estratégica y que haya un intento para que las estrategias estén basadas en análisis sólidos y en el consenso.

Aquí os dejo las 4 ideas clave que tras escuchar a los expertos saqué en claro de este seminario:

-Son fondos para ser más competitivos: metafóricamente, las estrategias RIS3 fueron comparadas con el “plan ADO” de las regiones, es decir, se trata de concentrar los esfuerzos de inversión  e impulsare el desarrollo de “los campeones nacionales” en la competición inter-UE. Son inversiones hacia sectores y empresas con mayores y mejores posibilidades de éxitos a la hora de competir en un mercado global, no se trata de fondos de cohesión, sino que estos fondos deben estar destinados a conseguir la máxima ventaja competitiva para una región.

-Mejorar las conexiones internas: La mejora de las conexiones internas es desde hace tiempo una de las “marcas” en las políticas regionales de innovación. Sin embargo, la novedad principal que se introduce con la especialización inteligente el la necesidad de mejorar las conexiones y cooperación con otras  regiones, clústeres y agentes de innovación.

Gobernanza sólida e inclusiva: la especialización inteligente implica reunir a los participantes y recursos regionales en torno a una visión compartida de su futuro que tienda a la excelencia. Implica que los agentes trabajen juntos para identificar las áreas de especialización más  prometedoras de un Estado miembro o región. Unos de los mayores retos, que fueron mencionados en el seminario es que para conseguir esta visión compartida  de la región es necesario movilizar e involucrar a todas las partes interesadas, encontrar a los “líderes ocultos” y dar la voz e implicar a actores no habituales, de forma que estos puedan aportar su  capital  creativo y social.

-Evitar los solapamientos: los que las regiones con frecuencia intentan reproducir unas prioridades iguales o similares a las de otras regiones punteras, los expertos apuntaron la necesidad de buscar lo que se está haciendo en otras regiones en contexto nacional, casos de los que poder aprender, pero adaptar estas soluciones a las capacidades, oportunidades y necesidades de la región.

Para concluir, todos los expertos coincidieron en que las estrategias RIS3 suponen un reto, ya que es una nueva manera de hacer las cosas, más participativa, mas integral, y más a  basada en las necesidades y expectativas comunes. Los tiempos de crisis suelen suponer una buena oportunidad para generar este tipo de nuevas visiones. La principal dificultad será que la Visión pueda ser ambiciosa al mismo tiempo que creíble.

Enlaces interesantes:

Unión por la innovación

Política de innovación de la UE

Europa 2020

Investigación sobre el coste de una Europa no innovadora

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: