Skip to content

El guateque 2.0 de los #socialholic

mayo 17, 2012

Ayer asistí a la presentación del libro #socialholic en el campus de la @eoi de Sevilla.  Se trata de un libro, que es el fruto de la experiencia de más de una década de Fernando y Juan Luis Polo @abladias, en el marketing en medios sociales y cuya recomendación me ha llegado desde varios frentes: Carlos Victor Costa@cavicosta , Profesional brasileño de Marketing y Profesor de ESIC y EOI y Javier Pérez Caro @JavierPerezCaro, autor del blog www.nuevoviernes-nuevolibro.es y experto en libros de management.

Tras la presentación de ayer, salí convencida de que este libro en poco tiempo será una obra de referencia para los que ya son socialholics, y los que todavía no lo son. Intentaré resumir mi impresión sobre el libro en forma de eslogan publicitario a lo Mad Men: “El Know How  de territorio Creativo al módico precio de 18€”. Si a todo ello, añadimos su tono didáctico y optimista ,y  su portada roja, con el hagtag #socialholic  y el icono que ilustra perfectamente la figura del socialholic, el resultado es un libro de contenido y continente  redondo.

Ayer, Fernando Polo, afirmó que su percepción es que muchos directivos de grandes empresas españolas sienten que se están perdiendo una fiesta que ha empezado sin ellos.  Inmediatamente, la pregunta que me vino a la mente, quizá por deformación profesional, es la siguiente: ¿Se estarán perdiendo también las directivos de las entidades públicas este guateque 2.0?

 Aquí os dejo 5 ideas de por qué desde este Blog creemos que las entidades públicas tendrán, más tarde o más temprano, que unirse al guateque 2.0 de los socialholics:

1.Engagement con los ciudadanos. Los medios sociales están modificando la relación tradicional entre la administración y el ciudadano. En los próximos años, la administración tendrá que evolucionar hacia una administración centrada en las personas. El “ciudadano socialholic” se organiza para mostrar su indignación, no solo está informado, sino que comparte conocimiento con otras personas de su entorno para cambiar las situaciones de abuso y contribuir con sus propuestas a mejorar la calidad de la democracia. Las entidades públicas tiene que entender, que no basta con acercar el contenido al ciudadano y que éste emita su opinión, sino que hay que implicarle para convertirlo en co-productor proactivo del diseño y evaluación de las políticas públicas. Aqui os dejo un ejemplo:

Caso Sepes.Como implicar a todo un barrio un proyecto de regeración urbana

2. Reputación online. Actualmente las entidades públicas son valoradas negativamente por la mayoría de los ciudadanos. Esta mala posición de la administración en el cuadrante de la reputación no es inamovible. Avanzar hacia posiciones positivas dependerá del empeño que las entidades públicas pongan en conocer la información que sobre ellas se publican en internet. Muchas administraciones están en las redes sociales, pero pocas escuchan activamente y monitorizan estas informaciones. Casos como el del Metro de Madrid, deberían hacer reflexionar a los responsables públicos sobre la importancia de monitorizar qué, quién y cómo hablan de nosotros los socialholics en las redes para la identificación rápida de quejas, críticas y crisis.

(Con permiso de Carlos Victor Costa) Crisis de reputación online, el caso del Metro de Madrid

3. Motivación de los trabajadores públicos. Todos llevamos un socialholic dentro, y los funcionarios no son una excepción. Los trabajadores públicos son personas con talento, curiosas, innovadoras, creativas y apasionadas por lo que hacen. Muchos crean blogs, imparten clases o se involucran en ONGs. Curiosamentetambién muchas entidades públicas bloquean el acceso a Tuenti, Facebook o Twitter a su personal, cuando lo que deberían deberían hacer es educar a los empleados públicos en el uso de las redes como herramienta útiles de acceso al conocimiento, de forma que se canalice todo este potencial y talento para el desarrollar proyectos de valor dentro de la propia administración.

4. Capacidad para acceder al conocimiento y por tanto mayor capacidad de innovar. Las redes sociales generan entornos colaborativos, fomenta el intercambio de conocimientos entre distintas administracione a nivel vertical y horizontal. A través de ellas algunas administraciones están generando ya verdaderos clusters de conocimiento.

Caso Localred. Ayuntamientos conectados que impulsan la mejora de los servicios públicos a través de las redes sociales.

5. Monitorizar y evaluar. Aqui las herramientas de monitorización y de geolocalización tienen un gran potencial para hacer más eficientes los servicios públicos. Ayer precisamente Chema Vega, @jmvegap, responsable de Promoción Exterior en la Cámara de Comercio de Sevilla, me contaba el caso real de un Ayuntamiento de la provincia de Sevilla que recientemente ha comenzado a emplear Foursquare y Flirk para que los vecinos conozcan en todo momento el recorrido del camión de la basura.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Los directivos de las entidades públicas podrían convertirse en los reyes de este guateque 2.0?

Anuncios
One Comment
  1. Gracias por la mención, Cristina

    UN FUERTE ABRAZO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: